Plan de Voluntariado

Introducción

El voluntariado es el factor clave de la asociación. Es el conjunto de personas que deciden luchar por la defensa de un derecho, el de morir dignamente, y quieren hacerlo juntas. Sense ellas el trabajo de la asociación desaparecería . 

Por eso resulta fundamental encontrar un sistema de colaboración que de a todos el mundo satisfacción y ganas de seguir trabajando. 

Coherencia

En nuestra asociación, por el tipo de acción que se lleva, el aspecto "ideológico", de defensa de unas ideas, es tan importante como el estrictamente "asistencial", de ayuda individual a las personas. Por esto, por lo que se refiere al contenido, tenemos que garantizar que hacer un voluntariado a DMD-CAT sea una vía de enriquecimiento personal, de ampliación de conocimientos y de intercambio de experiencias. Necesitamos proveer espacios de aprendizaje y de encuentro donde se pueda debatir y poner en común los diferentes posicionamientos en torno a la muerte digna y a nuestra actividad. Nuestra imagen en la sociedad, nuestro impacto, tiene que ser sólido, riguroso y coherente. También tenemos que comprobar, de forma periódica, que nuestros esfuerzos obtienen los resultados deseados, e ir mejorando y superando todo lo que sea necesario. 

 Participación

En relación a la organización, tenemos que conseguir un sistema que permita que todo el mundo se sienta miembro de un colectivo más amplio, y sepa como se integra su trabajo en el conjunto del de todos. Este sistema tiene que hacer posible también que cada persona ofrezca lo que pueda y no se sienta presionado hacer más de lo que pueda o esta dispuesto. Lo importante es que el compromiso mutuo sea claro y que se pueda modificar siempre que sea necesario. 

 1.-Les personas que trabajan

A DMD_Cat colaboran personas con una situación y una vinculación con la asociación muy diferente: por un lado, personas asalariadas o contratadas para algunos trabajos específicos: administración, secretariado y contabilidad, diseño de webs o limpieza, por ejemplo. Puede haber también persones en prácticas, desarrollando algún trabajo puntual, relacionado con los estudios que están cursando. 

El grupo mayoritario es el de las personas voluntarias que se identifican con los objetivos esenciales de la asociación y se comprometen a colaborar, sin ninguna recompensa material, de forma permanente en alguno de sus ámbitos de trabajo. 

 a) El trabajo del voluntariado supone unos cuantos requisitos: 

ser o hacerse socio/a de DMD

- aceptar el ideario y el plan estratégico de la asociación

- aceptar la estructura organizativa y los procedimientos de trabajo y de elección interna decididos entre todos

- participar en las sesiones de formación inicial previstas por la asociación 

- firmar un documento de compromiso mutuo con la asociación, que incluye entre otras cosas la cuestión del respeto de la confidencialidad 

- inscribirse en un grupo o área de trabajo y, en principio, dedicar al menos una mañana o una tarde a la semana (en la sede de DMD o en casa) 

- realizar los trabajos periódicos acordados, respetando el trabajo en equipo

- participar en la vida asociativa general de la asociación

b) Hay también personas colaboradoras, que aportan igualmente su trabajo voluntario en algún ámbito, pero sin el compromiso permanente que asumen las personas voluntarias. Tienen que hacerse socias de DMD-CAT y tienen que aceptar el posicionamiento y la organización de la asociación de igual forma que el voluntariado. Tienen que firmar también el compromiso de confidencialidad. 

2.- Acercamiento a la Asociación

El acercamiento a la asociación de DMD-CAT para hacer voluntariado se puede producir por diferentes vías:

- Charlas y conferencias, donde se habla de esta figura 

- Acercamiento espontáneo por parte de las personas interesadas 

- Respuesta a una llamada de la asociación (en el interior de la asociación se definen las necesidades en voluntariado/el perfil de la persona voluntaria i se hace la búsqueda de nuevas personas a través de diversas charlas y conferencias) 

 3.- Proceso de selección interna

Se comienza por una entrevista inicial con la persona que coordina el área de organización (o a quien se haya delegado), con el objetivo de hacer una presentación mutua de motivaciones e intereses (trayectoria persona o profesional, etc..). Se rellena una ficha con los datos personales básicos y una indicación de las áreas de trabajo preferidas. 

Si hace falta, se puede organizar igualmente un contacto con la persona responsable de alguna área o grupo particular 

4.- Formación inicial

Con la finalidad de garantizar la coherencia dentro del voluntariado, y favorecer el posicionamiento compartido frente a los diversos aspectos del derecho a morir dignamente, las nuevas personas voluntarias son invitadas a participar en una formación inicial de 5 sesiones, en las que se tratan temas como la historia y y la estructura de DMD-CAT, la legislación española y catalana, la situación en el mundo, los conceptos y los temas básicos de la medicina y de la bioetica en relación a la muerte digna, etc.   

Durante la formación inicial se presentan los Estatutos, el Plan Estratégico (ahora en proceso de elaboración participativa) y se explica el organigrama y el funcionamiento interno de la asociación. Igualmente, se comentan las necesidades del voluntariado detectadas en cada área de trabajo. 

Se envían por correo electrónico todos los materiales utilizados en la formación inicial.

5.- Incorporación y ubicación de las personas voluntarias en el interior de la asociación. 

La persona voluntaria y los responsables acuerdan - en función de los intereses, la experiencia y la disponibilidad de aquella, así como en función de las necesidades de la asociación- el grupo en el que se integrará y el trabajo que globalmente desarrollará. 

Queda claro para todo el mundo que esta decisión se puede modificar si a la persona voluntaria o la propia asociación les parece conveniente. 

6.- Firma del compromiso

Se firma un documento que sintetiza el compromiso de la asociación con la persona voluntaria y el de esta con la asociación; el compromiso se enmarca en la Carta del Voluntariado de Cataluña (Derechos y Deberes) y en la Ley 25/2015 del Voluntariado y fomento del asociacionismo, donde se hace también una mención explicita al necesario respeto de la confidencialidad. 

Se trata de un compromiso revocable cuando alguna de las dos partes lo considere oportuno, pero en el que se manifiesta la voluntad de hacerlo ordenadamente, avisando con un mes de antelación (si no es por fuerza mayor) para poder pasar a otra persona la información sobre el estado del trabajo que se estaba llevando a cabo. 

 7.- Documentación

A la nueva persona voluntaria se le entrega una carpeta con toda la información general de la asociación: Plan de Voluntariado y Organización Interna, Organigrama, lista de nombres y teléfonos de todas las personas voluntarias, una copia del formularia de compromiso con la asociación, con las dos firmas, y los documentos que en cada momento se consideran oportunos. 

8.- Inserción

La persona voluntaria comienza su inserción integrándose en un grupo o área; la persona responsable del grupo le proporciona toda la documentación especifica y las explicaciones pertinentes sobre los objetivos y la dinámica del grupo y a la primera reunión del grupo se le proponen unos trabajos específicos. 

Durante un periodo de tres meses se considera como una persona voluntaria "en prácticas" que está vinculada con un voluntario o voluntaria con más experiencia, que actuará como acompañante y le ayudará a situarse en la complejidad del organigrama y del proceso del trabajo; este tutor/a mirará de garantizar la presentación personal al máximo número posible de otras personas voluntarias. igualmente, le informará sobre como se clasifica y se archiva la documentación en la asociación y de otros procedimientos de funcionamiento interno.  

9.- Organización

a) Participación

Toda persona voluntaria está adscrita a uno (o más) grupos de trabajo. Como mínimo, se espera de ella que realice un trabajo de voluntariado una vez por semana, aproximadamente, tanto si se hace en la sede de la asociación, como si lo hace desde su casa u otro lugar. Participar en las reuniones del grupo y, de acuerdo con el, asumir algún trabajo específica. Colaborar en la definición de los objetivos del grupo, en la programación del trabajo y en su valoración periódica. Cuando no se puede asistir a una actividad en la que se ha comprometido, avisa telefónicamente los más pronto posible. 

Una vez al trimestre, como mínimo, informa de su actividad y participa en la evaluación de la de todo el grupo. Igualmente participa, cuando corresponde, en la elección de la persona coordinadora del grupo. 

En las reuniones del grupo, a través de la persona responsable de su coordinación, la persona voluntaria recibe la información de la actividad general de la asociación y de la Junta Directiva. Esta es también la vía principal de hacer llegar las propias opiniones, críticas o propuestas a la Junta Directiva.

Una vez por trimestre se organiza una reunión de voluntarios donde se abordan los temas generales que interesan en todos los ámbitos. 

b) Herramientas y procedimientos

Todas las actividades programadas en la asociación cuentan con unos procedimientos debatidos ya aceptados en colectivo, algunos de estos procedimientos están ya reflejados por escrito; los otros lo estarán progresivamente 

Para las actividades de orden interno (definición de objetivos y programación del trabajo colectivo, elaboración de presupuestos y cronogramas, informe de contactos o participación en encuentros de otras entidades, actos de reunión, etc.) existen unas pautas y unas plantillas comunes a disposición de todo el mundo. 

c) Formación continua (interna y externa)

Para desarrollar y mantener una asociación sólida y coherente, la formación continua del voluntariado se hace imprescindible. Por esto, las personas voluntarias serán invitadas a asistir, dentro de sus posibilidades, en las diversas sesiones de formación y debate que se organizan periódicamente en el interior de la asociación. Igualmente, serán informadas de las diversas conferencias, charlas y ciclos de formación sobre temas puntuales que se organizan desde otras entidades. 

d) Información

Además de la información recibida a través del propio grupo, las personas voluntarias tienen derecho al acceso a toda la información de la asociación (exceptuando todo lo indicado por la Ley de Protección de Datos). Por esto, las actas de las reuniones de la Junta Directiva se envían a todas las personas voluntarias. 

En la sede de la asociación existe una carpeta, a disposición de todo el mundo, donde se archivan las actas de todas las reuniones (de Junta, de área y de grupo) y los anexos aportados. 

La persona voluntaria dispone también de una información actualizada periódicamente sobre la organización de la documentación interna y externa. 

e) Movilidad interna

Las personas voluntarias pueden evolucionar dentro de la asociación y decidir interesarse por otros grupos y áreas; esto siempre puede ser un motivo de enriquecimiento para todos; de la misma forma, para dejar un trabajo determinado es aconsejable esperar al final de un trimestre, para poder participar en la evaluación y traspasar correctamente la responsabilidad que se había asumido. 

10.- Evaluación

Las personas voluntarias participan en la evaluación periódica- en principio, trimestral- del trabajo colectivo (grupo, área, asociación) ; igualmente, aceptan que el propio trabajo sea evaluado por el grupo al que pertenecen. La programación del periodo siguiente tiene que recoger las opiniones aparecidas durante esta evaluación periódica. 

11.- Seguimiento

El área de organización interna tiene conocimiento de la situación de las personas voluntarias dentro de la asociación. Por esto, archiva los datos relativos a todos el voluntariados (dirección de contacto, tareas desarrolladas, etc.), hace las propuestas personalizadas que se consideran oportunas, recoge las sugerencias...con la finalidad de favorecer la mejor articulación posible del trabajos de todos y todas. Igualmente tratará de garantizar la visibilidad de la aportación de todas las personas.

La agenda implica el establecimiento de un cronograma general de la asociación, que permita visualizar las necesidades en recursos humanos en cada momento del proceso de trabajo (hay momentos de necesidades especiales: congresos, asamblea general de socios, etc.). 

12.- Desvinculación

Las persona voluntarias se desvinculan de la asociación cuando lo consideran oportuno. Con la finalidad que este hecho no perjudique al trabajo colectivo (de la misma forma que cuando se realiza en ingreso, con la firma del compromiso de avisar del fin del voluntariado con un tiempo prudencial - un mes, como mínimo, si no se trata de un caso de fuerza mayor) se solicita la firma de un documento de renuncia. Por otro lado, también se podría plantear la desvinculación en el caso que la Junta Directiva valorará que la persona voluntaria no ha cumplido con alguno de los requisitos detallados en el inicio. 

En cualquier momento que la persona voluntaria lo pida, pero en particular en el momento de su despido, se le proporcionará un certificado de reconocimiento de su trabajo.

Me interesa formar parte del voluntariado DMD

Los campos marcados con un asterisco (*) son obligatorios..

Los datos personales que se facilitan, tienen carácter obligatorio y su tratamiento se realizará de forma confidencial y de conformidad a la normativa vigente que en cada momento regule la protección de datos de carácter personal.